Tuesday, July 22, 2014

TODO LO QUE QUEDA, TU NIÑEZ

Carlos López Dzur [Narrador, filósofo e poeta Caribenho] / EL RUMBO DE MI LITERATURA / LIBROS EN AMAZON.COM / El pueblo en sombras: UNA NOVELA CON RELATOS SOBRE EL PUEBLO DE SS DEL PEPINO / El hombre extendido: Premio del Certamen Literario Chicano (UCI), 1986 / Organum: Teoria de la sustentabilidad: Poemas para eco-sembradores / Carlos López Dzur [Narrador, filósofo e poeta Caribenho] TIENDA CREATE-SPACE / CARLOS LOPEZ DZUR / TIENDA BARNES y NOBLE/ CARLOS LOPEZ DZUR / Carlos López Dzur y la Generación del Setenta / Archivos / Documentos / Trece Monografías sobre el Pueblo SS del Pepino / CARTAS A CARLOS LOPEZ DZUR / Obra y poesía de Carlos López Dzur: Una Introducción / MIL POEMAS A CESAR VALLEJO / 2O12 / TEXTOS EN LIBRO LOPE DE AGUIRRE / TEXTOS DE LA ZONA DEL CARACTER / EL PUEBLO EN SOMBRAS / SOBRE TANTRALIA Textos de VARIACIONES ACRATAS / EPICA SOBRE SAN SEBASTIAN DEL PEPINO / Textos de TETH MI SERPIENTE / COMPRAR VIAJE A LA SUSTANCIA / Sobre CUENTOS SEDICIOSOS Y BOLIVARIANOS / FACEBOOK: TETH MI SERPIENTE / POEMAS DEL NOVIO / LA NOVIA Y EL RIVAL / Federico Campbell: narco, mafia, literatura / POETA PEPINIANO, NACIONALISTA: CESAR GILBERTO TORRES / EN KOOLTOURACTIVA / MIKE ACEVEDO / PEPINIANO / ESTETICA PRACTICA



TODO LO QUE QUEDA, TU NIÑEZ

A Ghassan Kanafani

¿Cuántos años hará que no se puede pintar un niño,
decorar su persona, su pasado, su nostalgia,
sus ancestros? ¿darles en color y en fondo 
la perspectiva entera del amor? 
Y en la verdad, todo contorno.

... Mil años tal vez, antes de Cristo,
desde que Judá e Israel quedaron aisladas 
como reinos, escindidas, y sus almas 
tan sobajadas por el asirio, que cumplieron 
su ciclo de despojo, engrandeciéndose 
sobre lo que hayan sido tus cimientos,
y después advino el babilonio, 
que impondría su ley y su reino
y después, ah... griegos  invasores y, más tarde,
romanos... cada legión de pueblos ávidos
de ultrajar hegemónicamente,
vendría por tí, se impondría sobre Gaza 
y, atestiguado por la Banca Occidental 
que les viera nacer 
hace 8000 años en la Villa de Jericó,
se decidió por implantar cicatrices en tu tez,
abrojos, cizaña, de mala semilla en tu rostro
y en la dotación de tus fetos, quitar 
el lienzo fino de púrpura y escarlata, 
extirpar la fe en el blancor de tu Gevura
y en el sabor del Chesed y su juicio... 

2.

.... entonces, persistías y el blanco de la Unidad 
eran Cinco Pilares de Fe.
Uno fue la esperanza, porque no había milenios
para esperar a ser libre. Día a día, se ataba
todo: política, cultura, rezo, y mujeres judías
y palestinas se besan una a la otra sus mejillas
y se cubrían las cabezas, sus hombros,
la hermosura suave de sus brazos;
fueron sus varones amistosos, hospitalarios, 
vecinos de paz y el judío decía,
no importa quien sea el imán, el palestino
es bueno. Es un semita que quiero
y él separa de lo que tiene para dar al pobre
y no importa si ayuna durante el Ramadan,
pero cinco veces al día se inclina y reza.
Si ha cumplido su peregrinaje a la Mecca,
bendigo su viaje como yo que beso 
la tierra donde Abram
enterró a Sara, su amada princesa...

3.

Ahora todo lo que queda es 
la obediencia obligatoria y amargura
que ha llenado de miedo a las generaciones.
El judío se fue huyendo de romanos
y la desconfianza emplazó su auto-exilio.
Dijo que regresaría, pero escapó de lucha
y creyó a quien le dijo: «Quedarse entre árabes 
es un mal consejo. Puedes perder la vida
y Palestina es ya una tumba y una mala palabra
como siempre lo ha sido
porque egipcios, asirios, macedonios, 
romanos, bizantinos, turcos y gentes
para quienes no hablara el ángel Gabriel
advino, tu tierra la despoja y quien advino
dijo lo que no es tan sagrado 
para unos y otros. Cosas dijo que ni saldrían 
de la boca de Abram o de ninguna Tradición sunnita»...

Ya habla el colonialismo y desterritorializa.
Se impuso el Cristianismo durante las cruzadas
y el Imperio Otomano... Ya todo lo que queda
es sospechosamente ajeno, fantasmas milenarios
y una niñez, que es semilla de árabes,
como en un cuadro de incendios y geografías borrosas
o abstractos embelecos. Han querido borrar
de Palestina como del orbe de todos sus vecinos 
el águila del héroe, Saladino, el guerrero
de la Unidad en su mundo, el defensor islámico
de territorios que abominan porque lo quieren 
para si los enemigos Cruzados. 

Con razón no los ves
en medio de tanto humo evanescente de la historia
y preguntas, dónde están los rostros, 
los autáctonos rostro de estas identidades...
y del palestino su rostro verdadero, 
y del judío el suyo,
con sus encantos y sus distacniamientos...
y la bandera de la libertad del egicio, 1954 
variante de la Revuelta Arabe de1917,
con razón no los ves:
rostros de decepciones palestinas
que arrancan de  las particiones por hacer espacio
y darte territorio, judío, pese
a sus padeceres y tus miedos y traiciones...
porque han sido mil años, y se ha perdido huella
de-lo-sido y otros han llegado 
que desde la primera guerra (1914-1918)
y la derrota del Imperio Otomano
también dictan sus pautas, imponen su mandato
y no creen en lo que aquí quedara,
los niños árabes, palestinos,
que echo de menos en cuadros.
Y si acaso... su proyecto,
un futuro para ellos
que no quiera el sionismo
borrar del mapa.

*

GAZA HUELE A SANGRE QUEMADA


En reprobación de la diputada israelí, Ayelet Shaked, quien
escribiera: «Las madres de los “terroristas” palestinos deberían 
ser asesinadas porque dan a luz a “pequeñas serpientes.
Tienen que morir y sus casas deben ser demolidas. 
Ellos son nuestros enemigos y nuestras manos deberían estar manchadas de su sangre. Esto también se aplica a las madres de los terroristas fallecidos», escribió la diputada del partido ultranacionalista Hogar Judío.

1.

Para que se consume este deseo
de regresar a la raíz, el rey que está en el campo
como quien te llamara a fidelidades del amor,
te ha requerido grata, bella como la púrpura
como en comienzos de la esencia 
de misericordia, isha de Havayah,
y el punto de sus consumaciones.

¡Ay, Isha, mujer del Juicio! 
Del blanco de Tu Varón pido cuentas
y de tus manos evidencia de las fibras de lino.
De las fibras de virtud, porque eres
la educadora, el sostén de fe.
Del sabor del Chesed y su juicio
antes que tu Gevura... ¿que híciste 
y de la rosa de tu vulva y de tus mejillas  
y la sangre que no fue para que tú misma
te ruborizaras con consciencia culpable 
y qué sucedió que no la pusiste en el feto
del futuro... que el ausente pregunta
y ahora que percibí lo real en mi blancura 
hoy distingo  cal de mis huesos 
y muros internos de ósea sustancia, 
te has robado la médula.., ahora que te justifica
ante estos cadáveres y ¿qué dirás?
en Palestina donde no se escuchan los ritmos
libaneses de la 'dabka' (ya falta regocijo)
ya ni se come la dulce torta de queso 
/ 'Kenfa Nebulsia' /, en las bodas,
se come lutos en días de fiesta 
y no hay hanna... ni ancianos contentos.

¿Dónde quedó el candor generoso que te dio belleza,
Tiferet, y no la desvergüenza o el rigor atornentador
con que te justificaras en medio del árbol 
y del sendero que baja al imperio azul de Malkut?
Allí donde la casta mentirosa reunida está 
y en medio del árbol y la Sefirah.
el juicio reprobador te espera.

Ahora, ¿qué pudo envanecerte 
que el Rey que se fue al campo en lamento
y por luz no vio que agradecieras, nada.
Nada. Aún así
subió al Monte Sinaí una y otra vez,
te dio tiempo, te lloraba y no hicíste 
ofrenda  de dedicación 
en el Tabernáculo del Desierto.
Lo engañaste, nación-ramera.

¿Dónde tejiste piel o esperabza para la vida?
porque sabiduría del corazón no parece que tengas 
ni que hayan sobrado destrezas a tus manos
para deshilvanar la roja muerte de la ceguedad.
Veo los cadáveres, a gtu diestra. 

¿Dónde hallará tu amado tejido azul 
y púrpura y tu gracia escarlata
en fino lino para aquel que subió y bajó 
y trajo ley a naciones de modo
que puedan secarse lágrimas sinceras 
o conservarse alegrías
que echaste a la arena y a los abrojos?

2.

«When a woman tastes the chesed of the male, then 
she understands that chesed is preferable to gevura»: 
Simcha-Shmuel Treister


He recibido a esta generación ojos blancos
de culebra y manos sangradas de mujer ociosa.
Mas aquí, el rey que viene del campo 
y el yud de su energia es perdón,
y como tal persiste,
Adnut sin asco dio como su entrega
a los pueblo que ama...
porque es Quien quiso amarte, 
en el séptimo día y al que has engañado.

Pero hoy vio que no le esperaste 
y te burlas de los sentimentos iniciales 
con te buscó el Resplandor
... ¿Qué hiciste en 40 días, de Rosh Chodesh Elul,
que hiede tu carne y él desciende con nuevas Tablas
de pacto para las generaciones 
y, sólo por piedad, da su misericordia
a quienes le abadonaron?

3.

«¡Qué débil es tu corazón --declara el Señor Dios-- 
cuando haces todas estas cosas, las acciones 
de una ramera desvergonzada!»: Ezequiel 16:30

... Esto eres, ramera desVergonzada,
dolor grande, de mi Yom Kippur,
luto en mi tercer ascenso al Monte Sinaí
antes de Tishrei, triste jornada de Enlul
y cuarenta días doy para soportar 
este luto mío  y  acabar de perdonar tus traiciones, 
luto del que esperó una bufanda
o un pañuelo de lino,
o días laboriosos de tu arrepentimiento. 
Días en que son malolientes tus emanaciones.
Tus crímenes.

Gaza huele a sangre coagulada, al fósforo blanco
que hiere la piel y el hueso de los niños.
De Palestina hiciste hoguera. De su Franja
una bandera de martirio. Es este humo de ingrato aroma
sube la hoguera ante aquel que te dio Promesa y Ley
y lloró de ira y humillación cuando le cambiaste
por espías y un becerro de oro.

¡Mira cómo invoco bajo las estrellas en el mes
de la zozobra y la plegaria al Altísimo,
en el Enlul de los perdones cuando las horas
de Tamuz y Az desaparecen...

Mi Pilar de la Misericoria, ¿a quiénes lo vendiste?
¿a quién vendiste el Sephîrôt de tus emanaciones,
Vasija del Procesamiento, vagina de lo santo,
con qué atributos de virtud te quedaste
para ofrenda al varón que ha de conocerte? 



Saturday, July 19, 2014

COYA RAYMI O FESTEJO A LA DIOSA LUNA


Carlos López Dzur's photo.

COYA RAYMI O FESTEJO
A LA DIOSA LUNA



En ese espacio insondable,

donde no hay Fiesta de Sol ni se bebe
chicha ni se sala la lengua contra los gusanos
ni el beso se aroma con ajiaco,
donde no hay sexo y el curaca
descansa, con los brazos cruzados,
el alma como etéreo viaje / avanza,
avanza como disparo y se va de la aldea
y el difunto siquiera busca amor
ni se entretiene en recuerdos
entre las pulpas de quanta.
Va manso, orientado, quieto
y con perro negro a su lado.

El alma se agrupa en sus ayllus, se replica
tal como fue la previa forma
de vivir y morir en Tahuantinsuyo.

Tiene que retirarse un tiempo
y vivir con tinieblas de cósmica sabiduría
hasta que el perro negro de la muerte
ladre y vea una cumbre nevada
y una luz de primavera
y un campo florido.
y el ojo del difunto puede abrirse
como otros rayos nuevos
o submersos en lunas o bajo miradas luminosas
de quien nos creara. 


Todo será igual en Cusco como en Tahuantinsuyo,
cuando vuelva... igual cuando se festeje
el Inti Raymi de invierno
y el solsticio de verano por inti.
Igual cuando se baile con las morias en las panacas
y se le reciba en las procesiones,
ya que se fue y vino porque la historia
es sólo un gran turno de ciclos
de idas y regresos.


Mama Quilla, quien es quien más nos ama,
hace lugar para los difuntos en el espacio.
Envía alimento / que no se come con las manos,
si con el pensamiento para que morir sea
un breve ritual con ojos cerrados
y necesidad pausada.
El Inca que sube al trono tiene rezo
de ella; merced por su salud. Ella si se preocupa.
Ella perfecciona tejidos, reedifica dentaduras,
reemplaza huesos hasta en la luz oculta
del infinito, cava los túneles de regreso.
Así ama Mama Quilla al que tiene que vivir
y dar niños sin defectos a los ayllus
y no dejar que una sequía se vuelva
hambre y epidemia para el pueblo.

No hay ceremonia más triste
que el Capac Cocha y tener que sacrificar
la niña de sus ojos, el tesoro que más se amara
y que, en cuchillos de sacedotes,
han de contares sus días. El sacrificio.
Por eso existe ella. La «Quilla»
«Paxi» de los aymaras.
Mamaquilla de los quechuas.
La señora del mar y los vientos,
hermana y esposa de inti. Maga
en las entradas de vida en el parto,
protectora con las coyas y ñustas.

Mama Quilla aleja desgracias
cuando pide sacrificios.
En la Citua de Septiembre bota en el río
el aliento de la adversidad, ahoga el asma
y el escalofrio, la anemia y la podredumbre
y en la piel renace la tersura; su brillo de plaga.

Cuando por su conducto se degolla un camélido
y lo quema, antes de echarlo con coca
y ropas del enfermo al río, aún se dice:
«Sabia es Mama Quilla y dulce su piedad
como un bollo de maiz repartido como hostia».

Todo es «huaca» / sagrado / en Tahuantinsuyo,
aún el más humilde curaca. Dignos son del beso,
las cejas y pestañas de tus ojos del pueblo,
dignos de los actos mochados.
En los días de Quilla, en regocijo,
como en días de luto y momias danzantes
en la historia, huaca sea
el beso de los muertos y el viaje
con un perro negro a las pulpas de quanta.



De Diez poemas a Mamá Quilla
de CARLOS LOPEZ DZUR





Friday, July 18, 2014

HAZEL




HAZEL


llegaste, Hazel,

sin rosa para tu perfume

zarpazo pleno de luz

el cielo asirio, quince mil años atrás

te vio calcular los eclipses y las esferas

llegaste con tus soles arios a cantar

las gathas del Asha

la luz de Usha y Agnis

descorriéndose sobre las cuencas abiertas

de tus grietas

llegaste, Hazel,

a bostezar en mis cerros

el gran aliento de un amanecer

para que te amara, sorbo a sorbo

como una delicia, Hazel,

fue la piel tuya pulpa suave

de la mejor fruta

maduró pétalos y lamas y tersuras

porque tuya fue la afición

de la salud

desde la plenitud

de las mañanas y las tardes

recibiste la lluvia de todos los soles

en tu respiración, criatura de Hatha,

bulló la energía de tu mejor semilla...

pero llegaste, recuerdo,

puramente espectral como el misterio

y hablaste con mi voz

y palpaste con mi cuerpo tus libros favoritos

te revolcaste como una bestezuela

invisible y menuda

te hartaste de mis miedos

hasta dejarme el fuego de las pesadillas

llegaste, Hazel,

llegaste, Hazel,

hay supremáticos del caos,

negros de hollín, dijiste, organizando

las grandes prohibiciones, ódialos,

me dijiste, te prohibieron la hermosura,

la sabiduría, los fascinantes juguetes

de la materia, sacerdotes de la prohibición,

el Concilio de Ancyra infamó tu belleza

ellos mismos, supremáticos del caos,

inventaron la tortura y la guerra

cuando los cátaros hablaban con tu voz

en Béziers y Languedoc

cuando el último arrebato

del amor y la virtud

definía tus momentos medievales

te guindaron a las estacas

bruja de la luz incomprendida!

y te golpearon con sus porras

de triunfo y oficialismo

bruja de Usha!

y Simón de Monford quemó tu ciudad

(22 de julio de 1209)

y decapitó tus hermanos y tus perros

envenenó tus pájaros y secó tus aljibes

marcó con cruces de Inocencio III

el camino de Béziers y Languedoc

te hizo nacer en las miserias

!hija de las hogueras y las devastaciones:

te obligó a llorar la sangre de las derrotas

y a llevar una Cuarta Cruzada

de tormentos en tus corajes...

entonces, tus ojos, Hazel,

tus ojos, Hazel,

tus ojos se llenaron de arrabales

tu boca se llenó de malas palabras

tus manos: piezas curtidas, sensuales, inmisericordes

tu nombre se asoció a las criminalidades

y reuniste uñas y cabellos y talismanes

para tus gitanerías...

Vendría una zaga de esclavitudes,

guirnalda flamenca tu corazón, y los moros

de Abás, el Grande, sus herederos en puñal y servicia

lo colgarían más alto que un penacho

en el ramaje turbio de la sombra:

fue un 23 de febrero de 1512

que se cursó tu alma hacia la América

y hubo un momento en que todo

el accidente de tu epidermis deliciosa

se valoró con el precio del oro

y Lorent de Gorrevod te quiso para él

pieza de su ternura desbocada

pero te devendría, finalmente,

el dolor de las viruelas

cuatro mil negros te juntaron

con el olor de las bestias de carga

y fuiste una mujer blanca

para una isla de barraganía

tus manos vendieron el placer

a los clientes de Bartolomé Conejo

llevaste una cruz de ceniza en las nalgas

y el año de licencia de 1526

y eras, casi con un azar de mercancía,

un reducto de espíritu

disperso

viste la revuelta negra y taína de 1527

y el éxito del hombre liberado

que se impuso a Juan Cerón

cruzaste el desierto de las llagas y las bubas

avanzaste entre los enfermos y los solitarios

una acritud de sal ensarmentó tus tardes

una corte de augurios llenó tu mañana

una marejada espantó las palomas

huesos pesados te ataron a las piedras

el camino fue un lento regreso

silla sin lugar

detalle sin decoro

creciste un tiempo así

me lo confiesas

pero te hiciste la forma más rebelde

de la súplica

y se necesitó golpearte

desaparecerte

que nadie hallara

tu nombre de cólera, mártir de las esclavitudes,

atadijo de humor negro y malos entendidos,

te reclamó la cárcel sarracena

pero también la luz -1630-

había una dulzura grande en la voz

del lego pobre de De Porres

viste la magia iluminada en él

pesaba en sus pasos y sonrisas

tú, medium de la postrera madrugada,

te hallaste dueña de tu tragedia

a la luz de recuerdos y recuerdos

largo clamor largo de siglos

y Martín te sacó de las prisiones

con su libertad de amor

con su paranormalidad misteriosa

con su santidad comprometida

y dijiste: la luz de Usha y Agnis

tiene su cuenca para descorrerse

y lloraste, pobre boca la tuya,

hasta coger el olor

de las zapatillas de Praga

y los hálitos de la tuberculosis...

pobre código el de tu mala hierba, decían,

ya surgía el trastorno definitivo

de tu rutina, criatura subterránea,

y tú, con una búsqueda callada, extrañeza,

luz velada, advertirías un raro triunfo

con la Guerra: un nuevo gobierno

de comunión enel aura de la tierra...

Permite estas palabras, compañera,

este azoro de pena con que te amo,

este enigma sin calma con que te busco...

Cuál será

el tono triste de tu lunaridad

que Rimbaud no ha llorado

cómo saldrás de esta prisión

que se denuncia con rodillas

y quejas y tormentos

cómo construirás el castillo

de tu largo clamor de siglos

sin una adecuada herramienta

porque estás a la altura plena

del silencio, el caos y la dureza

campeona del ayuno y de la culpa nata

mujer del estado de guerra

y la dulzura aterrorizada

soldado de la crueldad humilde

y la extravagancia trágica:

cuál será tu verdadera prifundidad

cuál será la hora que equilibra

tu celda solitaria

cómo te entregas a pausas de suicidio

y soportas el veredicto de la sangre y de la sangre

cómo juega la pesadilla inútil

de la burocracia

con tus penas más justas y penitenciarias

cuánto tardará tu alma

en este año que mueres, 1968, en llegar

a zonas de puro amor, canto de esperanza,

para que tengas, entonces,

una queja que sea oída

con destino de proyecto último

el grito válido de América

contra el egoísmo y la infelicidad...