Wednesday, May 04, 2011

Temario y autores en la Revista Sequoyah / Núm. 75


Estimado amigos y colaboradores:

Después de un breve receso, la revista virtual Sequoyah regresa para cumplir la tarea que se ha asignado: la promoción y divulgación de literatura. El temario para esta edición de Enero-Mayo se configura con el siguiente CONTENIDO 75 y colaboradores.

Baruch Spinoza
Este es el Dios o Naturaleza de Spinoza
Del editor y un poema a Baruch Spinoza

Yván Silén
Gonzalo Rojas / (Elegía para los vivos)

Juan Manuel Pérez Álvarez
La llave del tiempo
Patria
Esperanza de siempre

Jorge Majfud
La irrelevancia de la razón

Edgar Borges
Antonio Gómez Rufo ante la crisis mundial:
«La solución es el rearme ciudadano, ideológico y formativo»

Marcos Aguinis
El coraje de Ayn Rand

Alejandro Drewes
Sobre La Ermita de Oscar Portela
De la despedida
Legat / Herencia
Te conduzcan los pasos

Oscar Portela
La Ermita / (II Parte del Ofertorio de Brumas)
Hölderlin y Celan: un ensayo sobre la melancolía

Rolando Revagliatti
Aleaciones

Fanny Jaretón
Inmolación
A ciegas

Gloria Eugenia Lemus
Cómplices

Saúl Sánchez Toro
Haibun del Desconsuelo

Ana Lucía Montoya Rendón
Haibun del Desconsuelo

Carlos Lopez Dzur
El fantasma que recorre el mundo
Frag. 2
Frag. 4.

Ektor Martínez
Preñando las epifanías

Blanca Barojiana
A mi higuera


Les invitados a leer y colaborar, visitándonos:

AQUI

Colaboraciones enviarse al e-correo: baudelaire1998@yahoo.com
____

La experiencia más bella del humano / Pintores del Pepino / Carlos López Dzur: Teoría de la sustentabilidaD / Canto al hermetismo / Codice: Entrevistas a Escritores en Kool Tour Activa / KoolTourActiva / Simposio / Sonia Fritz / La Palabra en la Plaza / Colección Maravilla / los López Dzur: Indice / Teoría de la sustentabilidad

1 comment:

oscar portela said...

HUIR
poema de OSCAR PORTELA

Huir de mí: en el olvido absoluto del mundo
y en el olvido de la sombra
matar al sol y ya no ser sino
espejismo en las serenas aguas de un arroyo.

Cansado estoy de mi mismo y la palabra mío
en mundo extraño - vasto y ajeno a toda la hermosura
que conturba el vuelo de los vientos – y ajeno ya a la fausta
magnificencia de la piedra, ajeno a todo, odiando símbolos
he imágenes que me hicieran esclavo de la letra – y amando
solo a Cerbero y al denario que conduce de un habitar a la intemperie
al huir de mí mismo, extraño a todo y a los nombres
y símbolos, entregado a la nada y anterior a la nada,
solo flama de un extinguido espíritu, rayo que lo consume
todo, todo, nombres, pasado, memorias del clima,
lunas, jazmines, y el ruiseñor que durante un tiempo
se posó en mi garganta, hoy muda y huida de sí misma,
como yo, ausente de mí, huyendo de mí,
salmodiando solo el aliento del perro de fuego
que se lleva mis restos entre sus fauces
siniestras en el olvido absoluto deste mundo.