Wednesday, July 21, 2010

A Ernest Hemingway / Del amor al odio / El beodo de Beocia



A Ernest Hemingway (1899-1961)

«All my life I've looked at words as though I were seeing them for the first time»: Ernest Hemingway
Me impresiona que a viejos como tú,
cada vez más incrédulos, les sobreviva
la necesariedad de un héroe,
ahora que hay tantos de goma y la mayor parte
de los cantados héroes del pasado
son una mezcolanza de megalomaníacos
y adrenalina pura.

Viejos inteligentes que no desean mentir
ni escapar a una realidad que amenaza comerlos
tienen que hacer algunas veces lo que hacen
ante una botella de licor y, en rigor, no te equivocas.
Los estúpidos te obligan de este modo
y tú los complaces para que vean que también
eres humano; a veces, uno tiene que aprender
a tener cerrado el pico para que siempre
en sobriedad hagas lo que dijíste
que se debe hacer aún borracho.

Humilla más que ninguna cosa la derrota
(la derrota de la verdad que salvarías):
«Man is not made for defeat».
Hay derrotas que son destrucciones
que ponen a recoger la autenticidad
en pedazos.


12-2002 / De
Las zonas del carácter

<>

Del amor al odio

Alguien, a menudo no es uno
(tan consciente que no distingue sombras en las calles,
sino su paso cauteloso, bajo el sol iluminante)
se obsesiona con la promesa de los ritos.
Se juró compromiso de amar para toda la vida.

Eso es lo que quiere, zalamero amor,
heroicos juegos de placer en la cama,
mimos al por mayor, faenas que entramen
químicamente el orgasmo, rato por rato,
minuto tras minuto, años tras años,
sin desperdicio.

... porque el amor debe ser perfecto
y la erección contínua y ese clítoris
a chorros con julepe reciprocador.
Ni placer ni amor que pierdan su fuerza
ni hoy ni tarde o temprano.

Es amor para toda la vida,
no compañerismo a ratos indiferente
no complicidad, por la costumbre,
ni perdida su vitalidad
de eterno menstruo
y paraíso.

Aquella que me amó, obsesa
de la mágica frase «para siempre»,
me sale en las noches
con un largo cuchillo, matapuercos.
Es una hermosa Duende, muñeca viva
que parece animada en el Hentai más porno
y surge del bosque, como el Trauco
en los mitos de Chiloé. Como las ninfas.

Dice que le devuelva el hacha
porque es suya. Y no me la merezco.
Dice que ya no amo los árboles y que mi leña
ya no produce fuego para nuestra casa
y coloca, traicionera, súbitamente, su cuchillo
en mi garganta y la corta hasta que sangro
cantidades de feniletilamina,
anfetaminas potentes.

Es cuando ella me parece un nirvana
y la tiro sobre el follaje y la poseo.
la ultrajo debajo de su falda,
dentro de sus vulvares ambiciones..
Todos los árboles sangran oxitocina
por un tajo en el tronco; el mismo tajo
que le calculo, impregnándolo
con semen en sus nalgas.

El universo circunda los placeres
cuando me sangra la cortada.
Yo voy del amor al odio.
Ella del rencor desesperado al amor.
Nos compensamos.


10-02-2005

<>

El beodo de Beocia

a Maruxa
En la vagina de la vida me guardaste
y yo te daba gracias, quieto en la placenta,
para no molestarte, callado y, al mismo tiempo, oyendo
silenciosamente. Sé que me sabes sepulto,
vivo y sepulto, y será hasta que venga tu tiempo
y me saques de la caverna oscura.
Y me digas: «Eres libre. Nacíste».

Ahora es tu matriz todo lo que tengo.
Me llamas miserioso, tierno feto, compadecida vulnerabilidad
que late dentro, ¡oh! para tí que estás en la llanura lata
para recibirme, si saliera del río y me acercara
a la rivera donde yaces, ¡ay! yo que soy muerto-vivo,
alma de preso, que conocerá tu vulva primero...
antes tu esposo, yo, ahora esposo-hijo,
tú, carcelaria, aqueronte fantasmal en el río de aflicciones,
yo, el olvidado, Lete lanzado al río
donde el agua navega, agitamdo una cesta de aliento.

En la vagina de la vida me has guardado
porque yo me fui, antes de este nacimiento.
Te abandoné, amada mía, descuidado de Ameles,
pródigo y sediento por caminos, te dejé
olvidada y hoy son los mismos caminos
de tu cuerpo por los que regreso
y vengo para amarte.
Estoy bebiendo agua de olvido,
agua de olvido, para que no haya memoria
que me ate a mi pasado mentiroso y malsano.

2.

Te quise a tí, con mentiras y engaños.
Sé mi madre ahora que vengo para quererte
porque me es grata el agua que de tí se bebe
y que chupo no con labios, no ahora.
Con ombligo, por si acaso me quedara
boca de majadero, con rencor del karma
que te infecte los labios.

Ahora es agua grata de olvido la que bebo
y la que me das, la estoy bebiendo aquí,
madre-amante-mía... porque yo era el malo
que del bar de la temeridad bebía
en la Estigia, con el compinche Caronte
que por el riachuelo del odio me inducía.
Bebí en Estige y sus licores eran
lentas horas de etílicos sabores.

Los llamabas estanques,
tú decías que embrutecen
porque la puta Discordia escupía su amargura
allí, exactamente allí donde yo iba.

En el alambique del Umbral se me servía
y me sentaba ante el Altar de Trofonio a liarme
a los besos con la beoda del lugar,
la que pide una moneda
y otra y otra antes de cavar la tumba de tu amor
y lo poco de vida organizada y pura
que Beocia nos da con tantos altares
en los ínferos paisajes de la angustia.


La dialéctica de las dos voces / Nekyia / Katabasis / El Laberinto / Confesión del cautivo de Dédalo

___

coches de segunda mano / Letanía para agregar a la promesa de lealtad / en: Poetas de la Tierra / El poeta vendido: De Jaime Sabines / Diez cantos de ignominia / ELA / en ColectivosEprosario / Ven a mi , Moab / Biblioteca anarquista / El Foro anaquista / Carroña en los campos de Gestell / El Reino de las Moscas / El mal guerrero / La violencia romántica /

1 comment:

Kraxpelax said...

Ernest Hemingway is my favorite writer. The master of the undertext.

The Moon
shines
on a cat

Meow

My Poems

And I have written poetry in Spanish as well. You will find a link on Single Swingle.

Yours,

- Peter Ingestad, Sweden